Condiciones Generales de Subasta



1) Se re­co­no­ce­ co­mo:

a. LA SUBASTADORA: a la sociedad mercantil CASA DE SUBASTAS ODALYS, C.A.
b. EL PARTICIPANTE: la persona que teniendo interés en estar presente en el acto de subasta, sea admitido por LA SUBASTADORA, haya constituido garantía suficiente, según el criterio de LA SUBASTADORA y se le haya hecho entrega de la PALETA DE PUJA NUMERADA.
c. EL POSTOR: al partícipe del acto de subasta que realice una postura por un lote determinado manifestando su voluntad de comprar al alzar la PALETA DE PUJA NUMERADA.
d. EL MEJOR POSTOR: el oferente de la mayor cantidad dineraria que realiza la mejor postura, el cual se verifica en la persona que levantó de último la PALETA DE PUJA NUMERADA para la compra de un BIEN o LOTE subastado.
e. EL COMPRADOR: el MEJOR POSTOR o adjudicatario de un BIEN o LOTE subastado, con quien se perfecciona el contrato de compraventa.
f. Precio Base: cantidad dineraria que constituye la oferta inicial de venta para las posturas, con la que LA SUBASTADORA inicia la subasta de un BIEN.
g. PRECIO ESTIMADO: al precio referencial de un BIEN determinado. Este precio consiste, únicamente, en la opinión de la SUBASTADORA, fundamentado en conocimientos anteriores a la Subasta y no resulta vinculante a ningún efecto.
h. PRECIO DE RESERVA: es el precio mínimo de venta acordado confidencialmente entre EL VENDEDOR y LA SUBASTADORA. Este precio siempre será inferior al estimado mínimo.
i. PRECIO DE VENTA: a la prestación esencial de EL COMPRADOR, que consiste en el PRECIO DE MARTILLO, los HONORARIOS DE LA CASA y los impuestos de ley sobre los honorarios.
j. PALETA DE PUJA NUMERADA: instrumento esencial para participar en el acto de subasta, que identifica a cada persona acreditándole la cualidad de POSTOR para hacer posturas y pujar válidamente, sirviendo a su vez, al levantarlo, como señal inequívoca de manifestación de la voluntad expresa de comprar un BIEN o LOTE determinado y de pagar el PRECIO DE MARTILO.
k. EL VENDEDOR: la persona natural o jurídica que en base al interés de vender un bien de su propiedad, a través de LA SUBASTADORA, previa aceptación de ésta y con cabal sometimiento al presente contrato y a las Condiciones Generales de Subasta, entregue dicho bien.

2) LA SUBASTADORA se reserva el derecho de inscripción y admisión del público en general, tanto a la exposición de las obras a subastar, como al acto mismo de subasta. Las actividades de LA SUBASTADORA son de derecho privado, razón por la cual ella establece las condiciones y normas a las cuales todos los participantes deben atenerse.

3) Sólo los participantes pueden presenciar el acto de subasta, debiendo en todo momento mantener una conducta acorde con las buenas costumbres, el respeto a los demás participantes y a los organizadores, debiendo coadyuvar en la tranquilidad de todos y la concentración que es propia de los actos de subasta. Ello comporta el abstenerse de efectuar ruidos o actos que obstruyan el normal desenvolvimiento de la subasta.

4) Los participantes se abstendrán de distraer o abordar a otros participantes. De encontrarse presente en el acto de subasta un consignatario, un vendedor, un galerista o un marchante de arte, con el carácter de participante, queda obligado a no ofrecer sus obras a ningún otro participante. En caso de contravención quedará sometido a las sanciones en materia de competencia desleal y sujeto a resarcir los daños civiles.

5) LA SUBASTADORA se reserva el derecho exclusivo de incluir o excluir tanto de la exposición como de la subasta, sin previo aviso, cualquiera de las obras de arte que la constituyen.

6) El público en general se encuentra en plena libertad de verificar, inspeccionar, confrontar e inclusive hacer certificar durante el tiempo que dure la exposición las obras a ser subastadas, y tendrá libre acceso a cualquier información inherente a las mismas, siempre dentro de la sede principal de LA SUBASTADORA.

7) LA SUBASTADORA no garantizará, bajo ningún concepto, la autenticidad, el buen estado, ni la procedencia de las obras entregadas en consignación para ser subastadas; tampoco garantizará al público la fidelidad de los datos suministrados en forma verbal o escrita con respecto a las mismas, ya que son transmisión directa de los aportados por los consignatarios.

8) Los posibles postores deberán cumplir, con suficiente tiempo de anticipación, preferiblemente antes del día del acto de la subasta, un trámite de inscripción, el cual consistirá únicamente en el suministro de datos personales y en la constitución de una garantía suficiente a criterio de LA SUBASTADORA. No se admitirán posturas de personas que no hayan cumplido con este trámite previo.

9) Luego de inscritos y el día de del acto de subasta, los posibles postores recibirán la denominada PALETA DE PUJA NUMERADA, la cual es el único instrumento de puja y compra, además de medio de identificación al momento de efectuar posturas durante el desenvolvimiento del acto de subasta. Dicha PALETA DE PUJA NUMERADA es propiedad exclusiva de LA SUBASTADORA, razón por la cual, luego de concluido el acto de subasta, le deberá ser devuelta; de lo contrario, se deducirá la cantidad de DOSCIENTOS BOLIVARES (Bs. 200,00) de la garantía constituida por el participante; igualmente, y con la devolución de la paleta le será reintegrada al participante la garantía suministrada según lo estipulado en estas condiciones generales de subasta, salvo que le haya sido adjudicado uno a más lotes durante el acto de subasta, en calidad de COMPRADOR, en cuyo caso dicha garantía fungirá como abono a los HONORARIOS DE LA CASA. El tenedor de la PALETA DE PUJA NUMERADA es directamente responsable de su devolución y de cualquier puja o compra que hagan terceras personas a través de ella.

10) Las obras de arte destinadas al acto de subasta, serán vendidas únicamente durante la celebración de esta última; sin embargo, el público debidamente inscrito a tal efecto, podrá hacer con anterioridad posturas irrevocables a sobre cerrado, siempre y cuando consigne en calidad de garantía en favor de LA SUBASTADORA el DIECIOCHO POR CIENTO (18%) del precio máximo ofrecido por la obra.

11) Iniciado el acto de subasta, LA SUBASTADORA procederá a anunciar a viva voz el PRECIO BASE de la obra de arte a ser subastada, de la manera acostumbrada, y enseguida EL POSTOR expresará su deseo de adquirir la obra levantando LA PALETA DE PUJA NUMERADA. Seguidamente, LA SUBASTADORA aumentará proporcionalmente el precio base de la misma manera, repitiendo tal operación hasta que no haya más posturas por una misma obra. A la caída del martillo, el último y, por tanto, el mejor po astor obtendrá el carácter de EL COMPRADOR.

12) EL COMPRADOR queda por el sólo hecho de haber sido el mejor postor obligado a cumplir la obligación de pago del precio y los honorarios de la casa. Sin perjuicio de lo anterior LA SUBASTADORA procurará a EL COMPRADOR un recibo que éste deberá firmar luego de adjudicarse la obra, la cual deberá retirarla dentro de los SIETE (07) días hábiles siguientes a la subasta. De lo contrario, LA SUBASTADORA se reserva el derecho de cobrar intereses contractuales por retardo en el cumplimiento de la obligación de pago a la rata del CINCUENTA POR CIENTO (50 %) anual, además de los gastos administrativos y de depósito a que haya lugar, equivalentes al DOS POR CIENTO (2 %) mensual del monto de venta de la obra, que EL COMPRADOR queda obligado a pagar, cargándole por concepto de daños y perjuicios, sobre la garantía constituida, el equivalente al DIECIOCHO POR CIENTO (18%) del precio total de la adjudicación de la obra, caso este último, en el cual LA SUBASTADORA se reserva el derecho de disponer de la obra en cuestión.

13) Los HONORARIOS DE LA CASA son el DIECIOCHO POR CIENTO (18%) del precio total de venta a lo cual es menester agregar los impuestos de ley sobre éstos, los cuales deberá pagar a satisfacción de LA SUBASTADORA, luego de concluido el acto de la subasta, de lo contrario, esta última podrá ejecutar de inmediato la garantía constituida.

14) El incumplimiento de EL COMPRADOR a cualquiera de las cláusulas contenidas en este convenio general de subasta, da derecho a LA SUBASTADORA de resolver la adjudicación efectuada a favor de EL COMPRADOR y disponer de la obra o a exigir de este último su cumplimiento, conservando en cualquier caso la garantía otorgada previamente en su favor en calidad de resarcimiento de daños y perjuicios, en la forma contemplada en las cláusulas NOVENA y DECIMA de estas Condiciones Generales.

15) Si en pleno acto de subasta de una obra, no hubiese posturas a la cuenta de tres y a la caída del martillo, se procederá a retirarla.

16) LA SUBASTADORA pagará en beneficio de EL VENDEDOR, el monto correspondiente a la venta de su obra menos la prima correspondiente a LA SUBASTADORA, luego de transcurridos treinta (30) días hábiles contados a partir del acto de subasta, siempre y cuando EL COMPRADOR haya cumplido con lo establecido en las cláusulas NOVENA y DECIMA de estas Condiciones Generales; de lo contrario, LA SUBASTADORA se encuentra en plena libertad de devolver a EL VENDEDOR la obra de su propiedad, sin tener este último derecho de exigir a LA SUBASTADORA indemnización alguna, por ningún concepto y sólo tendrá acciones contra EL COMPRADOR.

17) Cualquier controversia surgida durante el desenvolvimiento del acto de subasta, será dilucidada única y exclusivamente por LA SUBASTADORA, cuya decisión será definitiva e irrevocable.

18) LA SUBASTADORA se reserva el derecho de alterar sin previo aviso tanto estas condiciones generales de subasta, como el contenido mismo del catálogo de obras y la distribución de las mismas dentro de este último, todo lo cual considerará del conocimiento del público, en especial de los POSTORES y COMPRADORES en pleno acto de subasta.

19) Con el sólo fin de dar cumplimiento a las disposiciones del Código de Comercio, LA SUBASTADORA está en la obligación de ley de exponer al público con anticipación los lotes a ser subastados y a catalogarlos y así lo entienden expresamente los artistas y consignatarios.

20) Las partes a quienes rigen las presentes condiciones señalan como domicilio procesal la ciudad de Caracas, a la competencia de cuyos Tribunales declaran someterse.